¿Como trata Dios a los Soberbios?

ferrari

Siempre que hablamos de la palabra “soberbio” viene a la mente otras palabras que se usan como sinónimos como por ejemplo vanidoso, altivo, orgulloso, entre otras. El diccionario de la Real Academia Española (www.rae.es) define la palabra soberbia de varias formas.

  1. Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros.
  2. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.
  3. Cólera e ira expresadas con acciones descompuestas o palabras altivas e injuriosas.

En el mundo, pareciera que los que son vanidosos y altivos todos les va bien, hasta en la palabra de Dios encontramos como desde la antigüedad se pensaba así. “Decimos, pues, ahora: Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon.” Malaquías 3:15

Sin embargo, en la Palabra existen varios casos de personas soberbias y ninguna de ellas termina bien a no ser que cambien su carácter. En este estudio nos vamos a centrar en dos reyes importantes de su tiempo, el Rey Nabucodonosor y el Rey Uzías, aunque también mencionaremos a otros.

EL REY NABUCODONOSOR

El caso del Rey Nabucodonosor es muy especial en la Biblia. El fue un instrumento útil del Dios para castigar al pueblo de Israel:

“He aquí enviaré y tomaré a todas las tribus del norte, dice Jehová, y a Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y los traeré contra esta tierra y contra sus moradores, y contra todas estas naciones en derredor; y los destruiré, y los pondré por escarnio y por burla y en desolación perpetua.” Jeremías 25:9

En el mismo libro de Jeremías, vuelve a llamar “siervo” al Rey Nabudonosor, lo que nos da a entender que es un instrumento de Dios, y también como toda potestad que tenía el rey sobre su imperio viene dada de Dios. “Y ahora yo he puesto todas estas tierras en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y aun las bestias del campo le he dado para que le sirvan.” Jeremías 27:6. No solo el rey Nabucodonosor iba a tener potestad sobre el pueblo de Israel sino también Dios le dio sobre otras naciones. “Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor; He aquí que yo doy a Nabucodonosor, rey de Babilonia, la tierra de Egipto; y él tomará sus riquezas, y recogerá sus despojos, y arrebatará botín, y habrá paga para su ejército.” Ezequiel 29:19

En el libro de Daniel, Nabucodonosor relata en primera persona la experiencia que tuvo con Dios, como Dios le mostró con un sueño lo que iba a hacer con él utilizando al profeta Daniel para que cambiara su camino. Todo ello lo tenemos en Daniel 4 [ La locura de Nabucodonosor] 

Tanto el propósito del sueño y como del mensaje que nos enseña este pasaje bíblico se resume en el siguiente versículo:

“La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la resolución, para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.” Daniel 4:17.

Este versículo se repite en tres ocasiones adicionales en Daniel 4:25, 4:32 y en 5:4, lo que nos indica que es una posición y deseo firme de Dios, es decir, que todos los seres humanos sepamos que “el Altísimo gobierna el reino de los hombres”.nabucodonosor2

Dios le dio tiempo de sobra para que el rey Nabucodonosor enmendara su camino, pero no lo hizo. Dios esperó a un acto de soberbia del rey, y seguidamente se le arrebató el reino como él soñó y el profeta Daniel le explicó. “Habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad? Aún estaba la palabra en la boca del rey, cuando vino una voz del cielo: A ti se te dice, rey Nabucodonosor: El reino ha sido quitado de ti;” Daniel 4:30-31

El Señor tuvo que darle una enfermedad, quitarle el reino y hacer que pasaran “siete tiempos”. Al final de dicho periodo que pueden haber sido 7 años el rey finalmente reconoció a Dios.

“Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia.” Daniel 4:37

EL ACTO DE SOBERBIA DEL REY UZÍAS

Otro pasaje bíblico relevante es el del rey Uzías. Este rey fue prosperado grandemente porque en su primer tiempo buscó a Dios “Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días en que buscó a Jehová, él le prosperó.” 2 Crónicas 26:5.

Dios le hizo crecer y prosperar mucho como Rey pero dicha grandeza se le subió a la cabeza como sucede con muchas personas. Se convirtió en una persona soberbia.

“E hizo en Jerusalén máquinas inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras. Y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso. Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso 2 Crónicas 26:15-16.

Solo los levitas podían hacer eso y fue interrumpido en su intento por el sumo sacerdote Azarías y por 80 sacerdotes. Sin embargo, en vez de recibir la amonestación constructivamente tuvo una actitud de mucha soberbia “Entonces Uzías, teniendo en la mano un incensario para ofrecer incienso, se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente, delante de los sacerdotes en la casa de Jehová, junto al altar del incienso.” 2 Crónicas 26:19 Dios le quitó también el reino con una enfermedad. Después de ello, la Palabra no nos indica que él se arrepintiese o cambiara su actitud a diferencia del Rey Nabucodonosor.

La Biblia es muy tajante en cómo trata Dios al altivo y soberbio. En el libro de Proverbios encontramos todos estos versículos:

“Jehová asolará la casa de los soberbios; Pero afirmará la heredad de la viuda.” Proverbios 15:25

“Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune.” Proverbios 16:5

“Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.” Proverbios 16:18

“El altivo de ánimo suscita contiendas; Mas el que confía en Jehová prosperará.” Proverbios 28:25

“Hay generación cuyos ojos son altivos Y cuyos párpados están levantados en alto.” Proverbios 30:13

“Escarnecedor es el nombre del soberbio y presuntuoso Que obra en la insolencia de su presunción.” Proverbios 21:24

“Al que solapadamente infama a su prójimo, yo lo destruiré; No sufriré al de ojos altaneros y de corazón vanidoso.” Salmos 101:5

DEBEMOS BUSCAR LA HUMILDAD

El Señor quiere que seamos humildes. La palabra humildad tiene varios significados pero la Palabra de Dios le da este sentido la mayoría de las veces que es utilizada humildad.

Humildad: Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. (www.rae.es) Es decir, humilde es antónimo de soberbio y altivo. Por eso la Biblia nos invita a que seamos humildes y nos asociemos con los ellos, no con los altivos y soberbios.

“Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.” Salmos 138:6

“Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.” Santiago 4:6

“Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.” Romanos 12:16

CONCLUSIÓN

Haz un examen de conciencia y piensa cuáles son los caracteres que te identifican como persona. Si reconoces que eres una persona soberbia y quieres cambiar tu vida te invitamos a que recibas a Dios en tu corazón, ya que solo Jesucristo puede hacerte una nueva persona. Visita nuestra página CONOCE A CRISTO.